fbpx
Conectate con EL Nuevo Ambato

Policiales y Justicia

Dos denuncias cruzadas por una cuantiosa estafa telefónica

Publicado

En

LA DUEÑA DE UN KIOSCO CÉNTRICO, LA DAMNIFICADA

Un joven fue denunciado por cargar $10.000 a nombre de una empresa. El denunciado también dijo que fue estafado

 

Una cuantiosa estafa telefónica ocurrida el viernes pasado tiene dos denuncias distintas por parte de los damnificados. Por un lado la dueña del comercio El Querubín relató que sus empleados denunciaron a un joven por cargar 10.000 pesos y no abonarlos. En tanto el denunciado por los empleados del kiosco realizo otra denuncia totalmente distinta y señaló que él fue víctima de estafa por parte de un sujeto que se hizo pasar por un funcionario y logró que le cargara 3.300 en códigos telefónico, cargas que él abonó con su dinero.

Gómez relató que todo sucedió el viernes a la siesta. Siempre según le contaron sus empleados, dijo que ese día se presentó en el negocio un joven y tras invocar a una empresa -para cual siempre se realizan cargas-, pidió que le cargaran crédito para distintos números telefónicos. “Normalmente suelen venir de la empresa -la que no se mencionará- para hacer cargas de $3.000 o $5.000 pero que abonan inmediatamente. En ese momento una de las empleadas tenía que retirarse y le da a su compañero para que continuara cargando. Allí el chico carga y llega a un total de $10.000 y cuando finaliza la carga el joven le dice que no tenía dinero”, contó.

“En ese momento los chicos no lo dejaron que se retirara y lo invitaron a pasar al fondo del salón para arreglar”, señalo Gómez.
“Nosotros le exigimos que dejara algo, que pruebe que él fue el de la carga y después él fue y nos denunció como que nosotros queríamos extorsionarlo”, contó la empleada del lugar, quien se plegó a la entrevista.
Finalmente, Gómez señaló que tras tomar conocimiento del hecho se comunicó con uno de los encargados de la empresa para la cual se habrían realizado las cargas y le manifestó lo sucedido y afirmó que hasta anoche no obtuvo respuesta.

Otra denuncia
Por su lado Jonathan Conde, el denunciado por los empleados de El Querubín, quien también realizó la denuncia, en diálogo con este diario contó su versión de los hechos y manifestó que fue víctima de una estafa.

Contó que ese viernes recibió el llamado de un hombre que dijo ser el Ministro de Educación y le ofrecía ser parte de un programa para dar apoyo escolar, “justamente yo había realizado un aviso ofreciendo eso ya que soy profesor de Letras”, relató.
Contó que el supuesto ministro lo citó a Casa de Gobierno y que cuando iba llegando lo llamó para pedirle que fuera hasta “El Querubín” para realizar una carga telefónica. “Me dijo que le pasara con alguno de los chicos que atienden en el kiosco que él hablaría ya que los conocía. Así lo hice y cuando llegué le pase el teléfono a la empleada. Ella habló como si lo conociera y comenzó a cargar crédito en números que le pasaba este hombre”, relató.

Dijo que como la chica debía irse continuó todo otro empleado. “Cuando ya cargó $10.000 me preguntó si yo tenía plata y le dije que no y arregló con el supuesto ministro y yo me fui”, afirmó.
Expresó que cuando estaba saliendo el falso Gutierrez lo volvió a llamar y le pidió que cargara en otro kiosco. “Yo creí en todo momento y cargué en otro kiosco 3.300 pesos y los pagué yo. Después me di cuenta de que todo era mentira”, se lamentó. Contó que realizó la denuncia y que no tuvo problema de dejar la copia de su documento a los chicos de El Querubín. “Fuimos estafados”, señaló.