fbpx
Conectate con EL Nuevo Ambato

Sin categoría

En vivo: el primer debate presidencial 2019

Publicado

En

Mauricio Macri, Alberto Fernández, Roberto Lavagna, José Luis Espert, Nicolás del Caño y Juan José Gómez Centurión, los seis candidatos presidenciales, debaten por primera vez en la Universidad Nacional del Litoral, el primero de los dos encuentros previstos antes de las elecciones generales del próximo 27 de octubre.

El debate comenzó con la presentación de los candidatos. “Gracias al esfuerzo de los argentinos en estos años hemos resuelto problemas que arrastramos hace décadas. Pero también sabemos que hay otros problemas que todavía no resolvimos. Hoy estoy acá para pedirles que sigamos trabajando juntos para lograr estos cambios que faltan. Salvando las distancia, en la ciudad de Buenos Aires con más tiempo logramos hasta lo que parecía imposible y lo mismo vamos a lograr a nivel nacional. Trabajando con los valores correctos como la verdad, la decencia, el diálogo y el respeto todo se puede”, inició Macri.

Alberto Fernández, por su lado, señaló: “Hace cuatro años hubo otro debate, en ese otro debate alguien mintió mucho y otro dijo la verdad; el que mintió es el presidente, que quiere volver a ser presidente. El que dijo la verdad está sentado en primera fila (en relación a Daniel Scioli)”. “Yo vengo a decir la verdad”, agregó.

En tanto, Lavagna afirmó: “Creo que somos conscientes que los argentinos vivimos una muy complicada crisis económica y social. No va a ser fácil pero vamos a salir, como en el 2001, en la medida en que seamos capaces de repartir de manera equitativa los costos. La economía está absolutamente paralizada y hay que lograr un acuerdo en el seno de la sociedad”.

El primer eje temático fue Relaciones Internacionales. En este punto, Alberto Fernández planteó entrar en el mundo “dignamente” y “de pie”. También se refirió al acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea. “No le tengo miedo a la apertura, no voy a permitir que la apertura se lleve puesto a la industria y el trabajo”, destacó. También dijo que el gobierno de Macri “se olvidó la soberanía sobre las Islas Malvinas; en memoria de esos soldados, acá hay uno de ellos (en relación a Gómez Centurión), me voy a ocupar de que las cosas sean distintas”.

Luego fue el turno el candidato del Frente de Izquierda, Nicolás Del Caño, quien comenzó saludando al pueblo de Ecuador. Aseguró que con su levantamiento contra el gobierno de Lenín Moreno “está dando un ejemplo de dignidad y de lucha”.”La desigualdad entre ricos y pobres es cada vez más brutal, de ese lugar es de donde salen los Trump, los Bolsonaro”, explicó.

En relación a esta temática, Macri señaló: “Cuando llegamos la Argentina era uno de los países más cerrados del mundo. Personalmente me dediqué a establecer una relación de confianza con los líderes del mundo”. “Revitalizamos el Mercosur, codo a codo con Brasil, y recuperamos relaciones dañadas con Paraguay y Uruguay”, agregó.

José Luis Espert, a su turno, denunció que el Gobierno “usó las relaciones exteriores como vidriera para los presidentes y reyes cool”. “Sin dudas que las Malvinas son argentinas, hace más de 180 años que el Reino Unido las ha usurpado, hace 40 años perdimos una guerra, la manera realista de recuperarla es hacer cambios de fondo, que Argentina tenga los niveles de vida del reino unido”, argumentó.

En el bloque relaciones internacionales, uno de los puntos de discusión fue la situación de Venezuela. Macri fue contundente en su denuncia contra el régimen de Nicolás Maduro y recordó que la ex mandataria Cristina Kirchner lo condecoró con la Orden de San Martín. “En esto no puede haber dobles discursos: o se está con la dictadura o se está con la democracia. La neutralidad es avalar la dictadura”, aseguró contundente.

Alberto Fernández, por su lado, dijo: “Venezuela tiene problemas, más problemas tienen los venezolanos que viven ahí y los que tuvieron vieron que emigrar; a diferencia del presidente, yo quiero que lo venezolanos resuelvan sus problemas. El presidente tiene que decir que está preparando la ruptura de relaciones para poder intervenir, espero que ningún soldado argentino termine en terrea venezolana”.

El candidato del Frente de Izquierda, Del Caño, aseveró que su postura es muy clara: “Nunca apoyamos el autoritarismo del gobierno de Maduro, pero hay una hipocresía enorme porque Mauricio Macri es un lamebotas que apoya la intervención extranjera de Estados Unidos”. No obstante, también cargó contra Sergio Massa, quien -según dijo- también apoyó ese camino.

En términos generales, todos los candidatos se mostraron cómodos hablando a la cámara. La mayoría cuenta con bastante experiencia en el mundo de la política y los medios. Aunque Gómez Centurión tuvo algunos problemas con los límites de tiempo e incluso se quejó de no ver el reloj con el tiempo restante, al igual que Espert. Los principales cruces verbales y tiros por elevación los protagonizaron Mauricio Macri y Alberto Fernández.

El segundo eje fue la economía. Ahí el Presidente cosechó sus mayores cuestionamientos. “Entérese Presidente, cuando termine su mandato va a dejar 5 millones de nuevos pobres”, disparó Fernández. En este punto, Macri reconoció que pensó que “iba a ser más simple ordenar la economía”, pero replicó: “Me sorprende que Alberto Fernánez diga que yo destruí la economía cuando hace muy poco dijo que la ex presidenta Cristina Kirchner la destruyó; dijo cosas peores, que cerró la economía, la dejó sin reservas, aumentó la pobreza y la ocultó; digamos la verdad”.

En relación a la deuda externa, Macri señaló que “2 de cada 3 pesos” que el Gobierno tomó de deuda “fue para pagar deudas del gobierno anterior”. “Y el peso restante fue para reducir el déficit fiscal”, agregó. Rápidamente, haciendo uso de sus 30 segundos, Fernández se preguntó “en qué país vive” el Presidente y denunció que “sus amigos” fugaron USD 30 mil millones. “Ya es hora que deje de mentirnos”, remató con tono indignado.

Luego, Del Caño planteó que Macri no hizo “este desastre solo” y subrayó que hubo diputados y gobernadores que hoy integran el Frente de Todos que votaron a favor de la reforma previsional que impulsó el gobierno.

A su turno, Gómez Centurión consideró que “hay que achicar el gasto fiscal y publico. Ministerios, secretarias, subsecretarias, asesores del poder ejecutivo y legislativo. Con esta austeridad se va a poder bajar impuestos, de los 163 impuestos pretendemos que haya 20 impuestos”.

El Presidente arribó a Santa Fe acompañado por la actual vicepresidencia Gabriela Michetti, los ministros Patricia Bullrich (Seguridad) y Luis Miguel Etchevehere (Agroindustria), el vicejefe de Gabinete y secretario de Modernización Andrés Ibarra, el secretario de Relaciones Institucionales, Adrián Pérez, el secretario general del PRO, Francisco Quintana, el presidente de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, la ex embajadora en la OEA, Paula Bertol y el diputado Waldo Wolf. El ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie, que es santafesino, lo esperó directamente en su casa familiar de Santa Fe, desde donde se dirigió a la UNL.

Fernández, en tanto, sumó a su comitiva a Daniel Scioli, que se enfrentó con el Jefe de Estado en 2015. Lo acompañan también Santiago Cafiero, el hombre más cercano del Grupo Callao, su eventual jefe de gabinete; el diputado Felipe Solá, que resignó su candidatura presidencial el mismo día que Cristina Fernández anunció quién era su elegido y desde ese momento comenzó a trabajar con él; un hombre de CFK al que “adoptó” para sí, el diputado Eduardo ‘Wado’ De Pedro; y los economistas de su más estrecho vínculo con los que trabaja a diario y que participan de los eventos más importantes como la cumbre en la UIA o las reuniones con representantes del BID y del Banco Mundial, Cecilia Todesca y Matías Kulfas.

También lo acompañaron su amigo del Grupo Callao Miguel Cuberos, a cargo de muchas gestiones y puentes que tiene el candidato; y esta vez su amigo y líder de una fracción del peronismo porteño, Juan Manuel Olmos, además de su vocero Juan Pablo Biondi y un posible ministro de Educación, Jaime Percyk, hoy rector de la Universidad de Hurlingham y el candidato a diputado y secretario general de ATE, Jorge Hoffman.

Lavagna, por su lado, está acompañado por su compañero de fórmula Juan Manuel Urtubey; el candidato a gobernador de Consenso Federal, Eduardo “Bali” Bucca; el candidato a jefe de gobierno porteño, Matías Tombolini; el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz; los candidatos a diputados Marco Lavagna y Alejandro “Topo” Rodríguez; el coordinador de los equipos técnicos que tiene la fuerza política, Leonardo Madcur; el vocero del ex ministro, Brian Giménez y el jefe de campaña, Armando Torres.

El pasado 25 de septiembre, la Cámara Nacional Electoral (CNE) estableció los temas que se tratarán: los candidatos deberán hablar sobre Relaciones Internacionales, Economía y Finanzas, Educación y Salud, Derechos Humanos y Diversidad de Género.

La semana que viene, en el segundo debate, los temas serán Seguridad, Empleo, Producción e Infraestructura, Federalismo, Calidad Institucional y Rol del Estado, Desarrollo Social, Ambiente y Vivienda.

En cuanto a las ubicaciones sobre el escenario se estableció, por sorteo, que los candidatos estarán posicionados de la siguiente manera. En Santa Fe: Mauricio Macri, José Luis Espert, Juan José Gómez Centurión, Roberto Lavagna, Alberto Fernández y Nicolás del Caño. En la ciudad de Buenos Aires: Mauricio Macri, Alberto Fernández, Nicolás del Caño, Roberto Lavagna, Juan José Gómez Centurión y José Luis Espert.

La posición que tendrán sobre el escenario no indica el orden en el que los candidatos comenzarán a exponer cada tema. La forma en la que sí lo harán también fue sorteada. Poseerán el mismo tiempo de exposición y habrá un espacio de intercambio para generar un ida y vuelta sin que el inicio o el cierre recaiga siempre sobre el mismo candidato.

Los candidatos podrán elegir dirigirse a otro, hacer una referencia a un contrincante, o rebatir lo que dijo alguno de los participantes. Si eligen usar ese tiempo para hacerle una pregunta a otro, éste no está obligado a responder cuando le toque su tiempo.

No podrán tener un apunte o “ayuda memoria” en el atril: cada uno contará con hojas en blanco y lapiceras que dispondrán la organización en cada debate. Otro de los sorteos fue para definir los espacios o “camarines” que tendrá cada candidato en cada una de las dos sedes para descansar en los intervalos y reunirse con su equipo. No fue incluido Macri, ya que por razones de seguridad, se le asignó previamente.

El 1 de octubre, la CNE definió los nombres de los periodistas para moderar los dos debates presidenciales. Para el debate de hoy fueron designados María Laura Santillán, Rodolfo Barili, Gisela Vallone y Guillermo Andino. Mientras que para el debate que se concretará en la Facultad de Derecho de la UBA, en la Capital Federal, los elegidos son María O’Donnell, Marcelo Bonelli, Mónica Gutiérrez y Claudio Rígoli.

Fuente: Infobae.com

Seguir leyendo