fbpx
Conectate con EL Nuevo Ambato

Política

FCS: el eterno problema de la falta de autoridad moral

Publicado

En

Colombo-Diputados-FCS Catamarca

Cuando la oposición política cuestiona la suspensión de las PASO, le surge de inmediato el eterno problema de su falta de autoridad moral para hablar de certeza electoral, como a Liz Taylor si se le ocurriera hablar a favor de la monogamia.

Cualquier ciudadano de a pie no entiende los cuestionamientos del FCS-Cambiemos a la aprobación de un proyecto de ley que suspende las PASO. Es que el FCS durante todos sus años en el poder se esmeró en no brindar ningún tipo de certeza electoral, pero ahora la reclama airadamente y claro, de inmediato surge su falta de autoridad moral.

En política se reconocen dos tipos de autoridades, la jurídica y la autoridad moral. La autoridad jurídica se impone de manera formal; y la moral se impone por convencimiento.

Los diputados de la oposición que ahora se quejan porque el oficialismo no brinda certezas electorales, tienen la autoridad jurídica porque fueron electos por el voto de los ciudadanos. Pero muchos de ellos, Marita Colombo, Rubén Manzi, Víctor Luna, Rubén Herrera, entre otros tantos, antes también fueron legisladores y apoyaron estas jugarretas que ahora cuestionan.

Antes, estos mismos legisladores del FCS, también resultaron electos para proteger a la sociedad de las picardías políticas, pero terminaron haciendo lo contrario. Y por eso, ahora no tienen autoridad moral porque oportunamente han desprotegido a los ciudadanos, y, por tanto, han violentado el orden electoral, en favor de sus intereses políticos.

Hace algunos años Luis Cipitelli, el ahora integrante de la Corte de Justicia, cuando era ministro de Gobierno, dijo que escuchar al castillismo dar consejos de honestidad era como escucharla a Liz Taylor hablando a favor de la monogamia.

Tenía razón Cipitelli, la actriz norteamericana se casó una infinidad de veces, nadie le hubiera creído nada si hablara a favor de la monogamia.

Al castillismo tampoco nadie le cree nada cuando se llena la boca hablando de republicanismo y buenas costumbres, y menos cuando se trata de certeza electoral. Fueron ellos los que antes hacían desde el poder eso mismo que ahora cuestionan; peor aún, cuando durante el gobierno de Lucía Corpacci se les propuso reformar la Constitución Provincial para eliminar la posibilidad de esos vicios, se opusieron.

Puede parecer impune cuestionar al oficialismo provincial con ideales y banderas que todos apoyaríamos, pero no lo es.

Seguir leyendo
Click para comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *