fbpx
Conectate con EL Nuevo Ambato

Sin categoría

La cirugía de cambio de sexo debe ser gratuita en la Ciudad de México, proponen

Publicado

En

Una iniciativa de reforma a la Ley de Salud de la Ciudad de México presentada este martes en el pleno del recinto propone que las operaciones para la reasignación de sexo se realicen en hospitales públicos y, por lo tanto, gratuitamente en la capital del país.

La diputada Gabriela Quiroga Anguiano, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), fue quien presentó la propuesta para que se discuta en el Congreso capitalino. En caso de su aprobación, este tipo de intervenciones quirúrgicas se incluirían en los programas de atención especializada de las personas transgénero.

“En México coexisten distintos estilos de vida y diferentes formas de expresión de la sexualidad, esto hace indispensable visibilizar a todos los grupos que la conforman, grandes y pequeños requieren que se garantice la plenitud de sus derechos priorizando su derecho al placer”, aseguró Quiroga en su intervención.

La iniciativa busca reformar y adicionar el artículo 24 de la legislación local sobre el tema. En dicho apartado se hablan de las atribuciones de la Secretaría de Salud capitalina.

Pero es la fracción XI donde se habla de que la dependencia de salud de la Ciudad de México debe “efectuar un programa de atención especializada a la salud de personas transgénero y transexual”. Además, se menciona que también, en su caso, se debe proporcionar el “suministro de hormonas, apoyo psicoterapéutico y la realización de acciones preventivas y de tratamiento médico correspondiente en materia de Infecciones de Transmisión Sexual y VIH-Sida”. Es esa parte donde se busca agregar las intervenciones antes mencionadas.

El Instituto Mexicano de Sexología, recordó Quiroga Anguiano, asegura que una persona puede someterse a cirugía de reasignación de género, siempre y cuando tenga al menos dos años de recibir psicoterapia y terapia hormonal, realizadas siempre por personal médico experto.

Sin embargo, incluso las personas que están listas para comenzar y llevar adelanto su proceso se encuentran con la problemática económica. Según los cálculos ofrecidos por expertos, las operaciones de reasignación de sexo pueden ir desde los 350,000 hasta los 500,000 pesos, ya que además de las cirugías se necesitan terapias antes y después del proceso, y un tratamiento integral que incluye psicólogos y endocrinólogos, algo que limita el acceso.

Durante su primer informe como jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum había adelantado que su administración construirá un hospital para la población trans, donde las intervenciones se llevarán a cabo. Sin embargo, la diputada del PRD advirtió que no se deben limitar a ese recinto, ya que habría discriminación contra la comunidad trans.

La reforma planteada incluye la realización de la faloplastia (construcción quirúrgica de un pene); la vaginoplastia (formación quirúrgica de una vagina); la escrotopastia (formación quirúrgica de sacos escrotales); la mastectomía bilateral (remoción quirúrgica de ambas mamas); así como la gaginectomía (remoción quirúrgica de la vagina).

En la propuesta se incluyen también la implantación de prótesis testiculares y la construcción quirúrgica del clítoris. Todo ello sería gratis si prospera la iniciativa, primero en la Comisión de salud del Congreso local, que se encargará de analizarla, y luego en una votación general del pleno. La pieza legislativa, mientras tanto, será publicada en el Diario de debates del Congreso de la Ciudad de México.

De acuerdo con Quiroga Anguiano, lo que se busca es establecer una ruta legal que permita el acceso libre a servicios y a la atención médica para esta comunidad. “El sentido del yo de las personas no está determinado por los órganos sexuales, ni el sexo asignado en el nacimiento, o el rol de género inicial, por lo que su identidad y sus capacidades no están restringidas a ello, ni a lo que la sociedad indica que debe ser la conducta masculina o femenina”, señaló durante su argumentación.

En 2008, el Congreso local, entonces llamado Asamblea Legislativa del Distrito Federal, ya había modificado el Código Civil para que las personas transgénero y transexuales pudieran obtener nuevas actas de nacimiento de manera más eficiente y sin un costo elevado. A partir de 2014, el cambio de identidad de género en las actas sólo requería un trámite administrativo, sin necesidad de acreditar ninguna intervención quirúrgica.

La comunidad trans es uno de los grupos más violentados por agresiones físicas, motivadas por su identidad de género. Además, la violencia está asociada con daños físicos, violación, acoso sexual y amenazas de muerte, según la Comisión Ejecutiva de Atención a Vícitmas (CEAV).

Datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el 80% de las personas trans mueren entre los 35 y 40 años en Latinoamérica, mientras que la esperanza de vida promedio en la región es de 75 años.

Un estudio de la organización Tansgender Europe reveló que entre octubre de 2016 y septiembre de 2017 México ocupó el segundo lugar a nivel mundial en asesinatos a personas transgénero con 56, únicamente detrás de Brasil en donde hubo 171 muertes. En el tercer lugar estuvo Estados Unidos con 25 ejecuciones.

Fuente: Infobae.com

Seguir leyendo