fbpx
Conectate con EL Nuevo Ambato

Policiales y Justicia

“Le dije ‘dale, matame’ y me puse el cable en el cuello”

Publicado

En

SUCEDIÓ EN FEBRERO PASADO EN ANDALGALÁ

Axel Allosa está imputado por el intento de homicidio de su pareja. Ella negó todo y lo defendió.

No era la primera vez que Axel Allosa pasaba por la Cámara Penal de Segunda Nominación. Ya había estado en otra oportunidad. En esta ocasión llegó con cinco imputaciones: desobediencia judicial, dos hechos de resistencia a la autoridad, lesiones leves y homicidio agravado en grado de tentativa. La víctima es su pareja y madre de su hijo. Sin embargo, la joven negó la agresión y lo defendió.

Allosa tenía una orden de restricción, a pedido del hermano de Daiana Carolina Brizuela, su pareja y madre de su hijo, según declaró la testigo. No obstante, no habría cumplido con esa orden y en la madrugada del 16 de febrero de este año discutió con su pareja y habría enrollado alrededor del cuello de la mujer un cable. La Policía andalgalense intervino y Allosa puso resistencia. Por ello se lo imputó por cinco hechos.

En la primera audiencia de debate, frente al juez Rodolfo Bustamante, Allosa reconoció que no terminó la escuela secundaria y que todos los días consumía sustancias estupefacientes. Desde que está alojado en el Servicio Penitenciario Provincial, ubicado en Miraflores, Capayán, ya no consume, aseguró. El joven no quiso declarar, por lo que se leyó lo que ya había declarado en la etapa de investigación. Entonces, reconoció que con su pareja habían peleado, “discutiendo, nunca a los golpes” pero que “nada pasó; nos calmamos”. Sin embargo, la Policía ingresó a la casa de la joven porque habían recibido un llamado. “Fue todo armado. Me pegaron en la casa pero no porque me haya resistido. Me arrestaron porque les dije que los iba a denunciar”, aseveró.

A su turno, Daiana contó que con Allosa habían convivido durante tres años, “entre idas y vueltas”. Días previos, ya habían discutido. Esa madrugada, efectivos de la Policía golpearon una de las ventanas. “Parece que una de las vecinas denunció porque nos escucharon discutir”, comentó.

A preguntas del fiscal Gustavo Bergesio, la joven admitió que lo había denunciado el día anterior y dos semanas antes él la había golpeado y amenazado, por lo que había pedido una orden de restricción. La testigo reconoció la firma. Aunque también admitió que efectuó las denuncias porque tenían “discusiones fuertes”, cuando asentó la segunda denuncia, aseguró que “no me dejaron leer(la)” porque ya estaba redactada en la Comisaría de Andalgalá. En la Fiscalía, negó todo.

“Nunca tuve nada en el cuello. Estaba cansada de discutir, que si me quería matar, que me mate. Le dije ‘dale, matame’ y me puse el cable en el cuello. Lo hice para asustarlo… Desde que estoy con él, nunca me sentí agredida. Cuando lo hice, él se asustó, pidió que me bajara y lloró”, recordó.

Testigos
A su turno, declararon dos efectivos policiales que habían intervenido en aquella ocasión. Víctor Gabriel Espeche contó que esa madrugada se había recibido un llamado telefónico al 101 porque “había problemas”. Una vecina había contado que desde la casa de al lado se escuchaban gritos. Tras recibir el llamado, se presentaron en la casa en cuestión. Al ingresar, hubo forcejeos con el acusado. “Él amenazó y no colaboró en ningún momento. No es la primera vez (que llaman desde esa casa); la chica pidió por favor que ingresáramos. Recibí una patada y un golpe de puño”, detalló. Para el cabo, Allosa “no estaba en estado normal”.

Entre tres policías cargaron a Allosa a la caja del móvil policial. Dentro del móvil iba la víctima. “Ella estaba mal, nerviosa, llorando”, recordó. Luego, de la Comisaría “salió tranquila. Él se quedó. Por la tranquilidad con la que salió, ella asentó la denuncia”, estimó.

Luego, Cristian Patricio Valdez recordó que en ese procedimiento, Allosa tenía un cuchillo. Cuando lo redujeron, “a la chica le gritó que cómo podía hacerle esto y ‘te voy a cagar matando’”. También, memorizó que en el fondo de la casa había un cable que colgaba desde el techo. “La chica dijo que él la había querido ahorcar”.

Las partes desistieron de la presencia de dos testigos, entre ellos, el médico que había revisado las lesiones de la joven víctima. Sin embargo, lo que declararon en la instancia de investigación será incorporado por lectura, para ser tenido en cuenta por el magistrado al momento de resolver el veredicto.

El debate pasó para un cuarto intermedio hasta mañana miércoles. Muy posiblemente el fiscal Gustavo Bergesio y los defensores Víctor García y Daniel Farroni formulen sus alegatos.

 

“Gatillo fácil”: compañero en un ilícito y en una tragedia

Axel Allosa conocía esta Cámara Penal porque en septiembre del año pasado había estado allí como testigo en la causa conocida mediáticamente por “gatillo fácil de Andalgalá”. En diciembre de 2015, Allosa y Ariel Fuenzalida habían ingresado a la casa de un vecino con fines ilícitos. Intentaron esconderse bajo un auto pero en un forcejeo entre el policía Omar Vergara y el adolescente Fuenzalida devino en tragedia; el chico falleció y Vergara fue condenado el año pasado a cinco años por “homicidio culposo”.

En aquella oportunidad, a efectos de no vulnerar su derecho a la defensa, Allosa solo debía responder por el hecho de estar, junto con Fuenzalida, escondidos bajo un auto. Entonces había contado que esa noche ambos habían tomado alcohol “con pastillas”. “No recuerdo bien. Estaba bajo un auto. Fuenzalida quiso hacer lo mismo pero no pudo. Estaba bajito (el auto). ‘Correte”, me decía. Sentí un disparo y veo a Ariel tirado. Escucho que alguien pegunta ‘¿qué pasó?’ y otra persona responde ‘se me escapó el disparo’”, detalló. Luego, Allosa fue llevado a la Comisaría, donde se quedó dormido y despertó en un calabozo. No sabía que su amigo había fallecido”.

En la audiencia, su pareja, la víctima, comentó que desde que lo conoce, “Axel tiene persecución policial. A él le tienen prohibido ingresar a la cancha y a los boliches”, comentó.

Seguir leyendo
Click para comentar

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *