fbpx
Conectate con EL Nuevo Ambato

Le Critique

Otra “chanchada” de Brumec

Publicado

En

Maximiliano Brumec, Walter Arevalo

El Secretario de Deportes de la Provincia se mostró muy amigable e incondicional con los muchachos del Sindicado de Obreros de Empleados Municipales de la Capital y a su líder quien es un fustigador serial contra el gobierno en las redes y medios.

También es llamativo y hasta contradictorio, que mientras el titular del SOEM Capital denuncia en las redes sociales la corrupción se muestra sonriente y muy amigable junto al funcionario que supo alimentar a los chanchos con mercadería del Estado.
Muy poca memoria muchachos…

Desorientado y desesperado en su afán de llegar a la intendencia de SFVC Brumec intentaría acercarse a los trabajadores para contar con su apoyo, en este sentido nada se descarta, a tal punto que no sería de trasnochado pensar en una fórmula de Brumec asociada al sindicalismo municipal.
Otra chanchada del hombre encargado del deporte en la provincia.

Es así que se juntaron el revolucionario sindical con tarjeta de crédito y el despojado político con billetera y chequera.

En una de sus primeras acciones en conjunto Brumec visitó el predio deportivo y recreativo que construye el SOEM en la Capital. Se mostraron felices y contentos en las redes sociales y los comentarios no tardaron en llegar.

La mayoría fueron de tono político como presagiando lo que se puede llegar a venir.
“Son tal para cual, los dos impresentables…” dice un comentario en el página oficial de facebook del Secretario de Deportes. “Maxi no sea desesperado, no sea bolu…no intente quedar bien con los muchachos del SOEM, o sea con Raúl” expresa otro comentario. La dudosa alianza se viraliza.

Si bien Brumec ya dio algunas señales de rebeldía (se auto proclamo candidato a intendente de la Capital el año pasado), ahora comulga con el aliado menos pensado y buscaría contar con los servicios de la rebelión obrera municipal, a la que muchos la asocian con el intendente Raul Jalil.

Queda más que evidente que la necesidad política del hombre de Deportes es apremiante y sin lugar a dudas no quiere quedarse sin “la teta” y va por más.

En este sinuoso camino, el funcionario debería medir y caminar cansino y de manera cautelosa a la hora de cosechar adeptos para su candidatura. Pero bueno como dicen por allí: LA CULPA NO ES DEL CHANCHO SINO DE QUIEN LE DA DE COMER.