fbpx
Conectate con EL Nuevo Ambato

Policiales y Justicia

Pachado fue denunciado penalmente y habría otras tres víctimas

Publicado

En

Pachado fue denunciado penalmente y habría otras tres víctimas

La víctima, en su cuenta de Facebook, había relatado que había sido abusada sexualmente por el sacerdote cuando residía en Hualfín.

 

El sacerdote Moisés Pachado fue denunciado penalmente por haber abusado sexualmente de una menor en 1997 cuando estaba radicado en la localidad de Hualfín, en el departamento Belén.
La presentación judicial fue realizada ayer al mediodía en el edificio de la Fiscalía de la Tercera Circunscripción Judicial, en donde se presentó la víctima, Ingrid Figueroa Cruz, quien actualmente tiene 30 años, y habría sido atacada por Pachado cuando tenía tan solo 9 años.

El caso de Ingrid se hizo público el miércoles, luego que la joven, que reside en Tucumán, expuso su caso en su cuenta de Facebook tras la denuncia realizada por la actriz Thelma Fardín en contra del actor Juan Darthés.
Ayer, acompañada por la abogada Silvia Barrientos, en sede judicial revivió el traumático episodio sufrido en su niñez. Ingrid reside desde hace doce años en la vecina provincia y viajó junto con su madre para hacer la denuncia penal contra el actual párroco de Andalgalá.

En las afueras de Fiscalía, un grupo de mujeres acompañaron a la denunciante con pancartas.
Barrientos señaló que Figueroa Cruz realizó una extensa denuncia. “La chica junto a su madre se animó a hacer lo que había adelantado en las redes sociales. Es la forma que encontró de hacer su descarga espiritual”, señaló la letrada en diálogo con “La Contratapa” de Radio Ancasti.

La abogada comentó que tras la deposición, la mujer será citada para que se le realicen las pericias psiquiátricas y psicológicas. Además se le tomó declaración testimonial a la madre de Figueroa Cruz. “Éste es el paso más difícil, el hacer la denuncia”, manifestó.
Barrientos también asesora a las víctimas de los sacerdotes Renato Rasguido y Juan de Dios Gutiérrez y se refirió a que el apuntado sea un representante del clero. “Es un abuso de poder, es una desigualdad. Se enfrenta al poder político y al eclesiástico” y añadió que la denunciante “se sacó una gran mochila de encima que le oprimía el alma y el corazón. Es comenzar a vivir, ella no estaba viviendo”.

El descargo
“Un día domingo después de misa él me pide que me quede a ayudarle a acomodar todo en la sacristía, acepto y en eso viene por detrás y me besa, después me lleva a su dormitorio, me obliga a que le practique sexo oral, me baja el pantalón y toca mis partes íntimas, le pedía que no lo haga mientras lloraba. Me dice que era un secreto y no lo podía decir a nadie. Salí corriendo, me subí el pantalón como pude. Llegué muy consternada a casa. Ahí estaba mi mamá. Me pidió que me baje el pantalón, ahora entiendo que no hubo penetración por eso nunca encontró restos de semen y pensó que era una mentira. La situación empeoró porque lloraba todas las noches y empezó el insomnio, las pesadillas (…)”, había publicado.

Más denuncias
Tal como lo había adelantado El Ancasti en su edición del domingo, el próximo viernes está previsto que se radique una nueva denuncia por abuso sexual contra Pachado.
Barrientos lo confirmó y dijo que “va a ser radicada en Catamarca” y añadió que “tres mujeres se comunicaron con la denunciante que contaron que pasaron lo mismo”.
Las víctimas, algunas de ellas residirían en otras provincias, viajarían en las próximas horas.