fbpx
Conectate con EL Nuevo Ambato

Policiales y Justicia

Protocolo contra la violencia de género

Publicado

En

Protocolo contra la violencia de género

En el Salón San Martín de la Corte de Justicia de Catamarca, el procurador Enrique Lilljedahl y el director de la Policía Judicial se reunieron con un grupo de fiscales y de delegados judiciales. El propósito del encuentro fue comenzar a aunar criterios en pos de elaborar un “Protocolo de Actuación en Casos de Violencia de Género”.

De acuerdo con la Ley Provincial 5434 de Violencia Familiar se considera de interés prioritario para el Estado Provincial la lucha para la prevención, erradicación y sanción de la violencia familiar y de género, la ejercida en el seno intrafamiliar contra mujeres, niños, niñas, adolescentes, adultos mayores, incapaces, personas con discapacidad, lesbianas, gays, bisexuales y transexuales y la que se lleva a cabo motivada en relaciones familiares, cualquiera sea la persona, condición, sexo y edad del damnificado. Por ello, la norma tiene como objetivo promover y garantizar la aplicación de la Ley Nacional 26.485 para la Prevención, Sanción y Erradicación de la violencia de Género; el derecho de las mujeres, niños, niñas y adolescentes, adultos mayores, incapaces, personas con discapacidad, lesbianas, gays, bisexuales y transexuales a vivir una vida libre de violencia dentro del seno familiar; la prevención, detección temprana, atención, contención y erradicación de la violencia familiar y de género; el abordaje integral, interinstitucional e interestatal para el desarrollo de políticas públicas que propicien la sensibilización de la población sobre la temática de la violencia familiar y de género; la implementación de programas de asistencia integral y contención de las víctimas de violencia familiar o de género, para la preservación de su vida, salud, integridad física, psíquica, emocional y económico-patrimonial que les asegure el pleno ejercicio de sus derechos; el acceso gratuito, rápido y eficaz a la Justicia, entre otras cuestiones y promoción y protección de la vida y la integridad física, psíquica, emocional, económico, patrimonial y de la libertad sexual de quienes padecen violencia familiar y de género y de aquellas que se encuentren en situación de vulnerabilidad social.