fbpx
Conectate con EL Nuevo Ambato

Catamarca

Se confirmó el milagro de Fray Mamerto Esquiú y avanza hacia su beatificación

Publicado

En

La Comisión Médica convocada por el Vaticano aprobó por unanimidad el milagro.

Ayer, a las 7 de la mañana hora de Argentina y 11 horas de Roma, se conoció la gran noticia de que la Comisión Médica Internacional convocada por el Vaticano aprobó por unanimidad el milagro de Fray Mamerto Esquiú y señalaron “que no tiene explicación científica”.

Fue considerado como un hecho insólito que supone una intervención especial, afirmando que este hecho ha superado las fuerzas de la naturaleza.

Es un gran paso adelante en el camino hacia la beatificación. Ahora tendrá que pasar por una Comisión de Teólogos y luego al Santo Padre para el decreto final.

La comunidad franciscana vivió exultante este avance en la Causa del Padre Esquiú y se unió en oración a toda la Iglesia, en el templo de San Pedro de Alcántara, ubicado en la intersección de calles Rivadavia y Esquiú.

Luego de la apertura del Templo se inició la Adoración Eucarística, que se extendió hasta unos minutos antes de la Santa Misa, que se celebró a la 20.30. Proceso y Causa de Canonización

Ya en vida el Padre Esquiú tenía fama de varón santo y virtuoso. Su muerte causó profundo dolor en todo el país y en gran parte de América Latina, Europa y Tierra Santa. Fueron numerosas las personas e instituciones que solicitaron el inicio de la Causa de Canonización del ilustre franciscano, la que finalmente se concretó durante la década de 1920. Luego de varios avances y retrocesos, finalizados los trámites diocesanos, su Causa de Canonización es recibida oficialmente en la Santa Sede en el año 1979.

Los Vicepostuladores, fray Luis Córdoba, fray Luis Cano, fray Mario Fuenzalida y fray Jorge Martínez trabajaron denodadamente para cumplir con todo lo solicitado desde Roma. El 6 de febrero de 2006 fue aprobada la “heroicidad de las virtudes del Siervo de Dios” y el Papa Benedicto XVI, el 16 de diciembre de 2006, lo declaró Venerable. El actual Vicepostulador es Fray Marcelo Méndez, quien tiene la responsabilidad y el honor de trabajar en la causa que cohesiona y emociona a millones de personas.

La beatificación solo puede darse en fieles que hayan fallecido con fama de santidad y que ésta sea constante y difundida en diversos lugares. Un proceso de beatificación puede realizarse por dos vías: por causa de virtudes heroicas, si el fiel vivió las virtudes cristianas en grado heroico, o de martirio si el fiel sufrió martirio por su fe, con recorridos procesales distintos en ambos casos.

  • El Milagro

El hecho ocurrió en Tucumán. Al nacer, la pequeña contrajo una terrible infección que la puso al borde de la muerte. Los médicos pensaban que si llegaba a sobrevivir lo haría con graves secuelas. Pero su mamá no lo creyó. Y oró con fuerzas, pidiendo la intercesión de Fray Mamerto Esquiú para que su hija se salvara.

En apenas una semana, la niña no sólo se recuperó completamente, sino que quedó sin rastro de haber padecido alguna enfermedad.

El caso fue tan sorprendente que los padres de la niña acercaron el testimonio a la orden franciscana, a la que pertenecía Esquiú. Era la prueba que necesitaban los frailes para continuar con la causa de beatificación iniciada hace 72 años. En 2005 Esquiú había sido declarado Siervo de Dios y en 2006, Venerable