fbpx
Conectate con EL Nuevo Ambato

Sin categoría

Sorpresa: Mora Godoy en primera fila en el acto de Cristina Kirchner en La Matanza

Publicado

En

Luis Brandoni es un militante radical que cree en la Revolución. Respaldó a Raúl Alfonsín, enfrentó a Carlos Menem. Fue crítico de Néstor Kirchner y aún apuesta a Mauricio Macri, aunque no comparta en todo su mirada del mundo y las cosas. Brandoni es un ejemplo político-práctico de la Ética de la Responsabilidad que explicó Max Weber. El formidable actor de La Tregua, prefiere bancar a cruzar, aunque así ponga en jaque su propia Ética de las Convicciones.

En casi tres minutos, Mora Godoy emocionó a todos los líderes del mundo convocados a la gala del G20 en el Colón, cuando bailó tango como un sueño porteño. Aparecía firme, delicada y comprometida con el espectáculo que Mauricio Macri bosquejó antes de que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la crisis económica asfixiara su ambición política.

No es que Hernán Lombardi hubiera elegido su formidable arte sólo porque apoyaba a Macri o cuestionaba a la familia Kirchner, pero Godoy funcionaba como un cliché artístico del oficialismo y a ella nunca le molestó ocupar ese sitio en el discurso-espectáculo de Cambiemos.

La bailarina de tango tiene una historia divertida con Barack Obama durante su visita a Buenos Aires. Godoy se saltó el protocolo e invitó a bailar al presidente de los Estados Unidos. Mientras sonaba “por una cabeza”, Obama hacía lo que podía y Macri aplaudía feliz por la ocurrencia.

Godoy estaba a gusto con el presidente de Cambiemos, pese a su cuna peronista y a la abnegada militancia de sus padres durante la dictadura militar. La bailarina se sentía identificada con la mirada geopolítica del actual gobierno, y por eso participaba en todos los eventos con sesgo internacional.

Un día después del G20 en Buenos Aires, Macri invitó a Xi Jinping a Olivos. Iban a firmar múltiples acuerdos bilaterales entre Argentina y China. Ambos presidentes tienen buena relación personal e intercambian chats cuando hay temas internacionales que involucran a ambos países.

Antes de la firma de los acuerdos, Macri organizó un almuerzo de altísimo nivel en la quinta presidencial. Después de los platos típicos, bailó Mora Godoy ante Xi, los miembros del gabinete y los invitados especiales. La artista se sentía parte del proyecto político y, en contacto con los periodistas, aseguró que Macri entendía al mundo y sus reglas de juego.

Ahora, Godoy viajó hasta La Matanza para participar de un acto de campaña de Cristina Fernández de Kirchner. La expresidente -a quien la bailarina cuestionó en los últimos casi cuatro años- presentaba “Sinceramente”, su best seller político y su poderoso argumento proselitista. Godoy fue ubicada en primera fila, muy cerca de Axel Kicillof y de Verónica Magario, la fórmula del Frente de Todos para gobernar la provincia de Buenos Aires.

No paraba de sonreír. Como lo hacía con Macri.

Fuente: Infobae.com

Seguir leyendo